despencaram de altura de cinco metros